Saltar al contenido

Ensayo Informativo: Definición, Estructura y Ejemplos

El ensayo informativo

Por ejemplo, imagínese que se le asigna un ensayo informativo sobre un tema de actualidad de su elección. Eliges la investigación con células madre, por lo que tu objetivo es escribir sobre los hechos de la investigación con células madre sin tratar de persuadir a tu lector. Debes dejar de lado tus creencias personales sobre la moralidad del tema y cubrir ambas perspectivas en tu ensayo. Ten en cuenta que tu propósito es educar a tu lector sin tratar de persuadirlo.

  • Elegir un tema

    El primer paso para escribir un ensayo informativo es elegir un tema que se aplique a la pregunta dada. Haz esto por medio de una lluvia de ideas (Brainstorming). Escribe cualquier idea que te venga a la cabeza que te interese y que se relacione con la indicación. Revisa tu lista y descarta las ideas que no funcionen o que no tengan sentido. Una vez que hayas reducido tu lista a unas cuantas ideas sólidas, haz una pequeña investigación preliminar para ver qué tipo de información está disponible. Elije un tema con mucha investigación accesible y uno que te guste, ya que los ensayos profundos pueden tardar semanas en completarse. En general, este paso le llevará un día o dos.

  • Etapa de investigación

    Una vez que haya elegido un tema, necesita investigar, que es una investigación sistemática de las fuentes con el fin de establecer los hechos o la información sobre un tema específico. Utilice Internet para encontrar recursos fiables, que son los que publican expertos u organizaciones acreditadas. Evite cualquier recurso que dé una opinión sobre el tema. Estás buscando sólo hechos. Registra toda la información relevante. Tener demasiada información es siempre preferible a tener muy poca, ya que más tarde decidirás qué incluir y qué omitir de tu ensayo. Por último, recuerda que tu propósito es informar, así que asegúrate de encontrar información de ambos lados del asunto.

  • Etapa organizativa

    El tercer paso es organizarse. Esto significa que necesitas organizar todos los hechos que has encontrado en un orden o estructura específica. Esta puede ser una etapa muy difícil porque no hay una estrategia establecida para ello. Tienes que hojear tu investigación para ver las conexiones entre las ideas. Mirando el ejemplo de las células madre, durante esta fase se puede dividir la información en tres categorías: la historia de la investigación, el proceso de la misma, y los beneficios de la misma. Cada una de estas categorías será el centro de atención de un párrafo principal. La última parte de esta etapa es asignar la información de su investigación a cada categoría. En esta etapa, omite cualquier información que ya no encaje en tu ensayo. Dedica un día a organizar tu investigación.

  • Escribir

    El cuarto paso es escribir. Esta es obviamente la fase más intimidante, pero tener una investigación y una organización minuciosas debería hacerlo mucho más fácil. Primero, escribe un borrador de la declaración de tesis, que es la frase que establece la idea principal y el enfoque de todo el ensayo. Escribe una frase amplia que describa tu tema principal y tus subtemas. Revisarás tu tesis más adelante, así que no trates de hacerla perfecta. Una vez que tengas una tesis general, puedes comenzar a escribir. Comience con el párrafo introductorio sólo si ya tienes una idea sólida para llamar la atención. Sin embargo, si tiene problemas con esto, escribe primero los párrafos del cuerpo. Elije qué subtema es el más significativo y escribe ese párrafo primero. Recuerda, cada párrafo debe tener una oración temática, que delinea la idea principal del párrafo, y una oración final, que resume la idea principal del párrafo. Continúa con el cuerpo y luego escribe la introducción y los párrafos finales. Tener el medio ya escrito te dará una idea de cómo comenzar la introducción de una manera interesante que llevará al primer párrafo del cuerpo. Incluye la declaración de tu tesis al final de la introducción. Para la conclusión, resume tus puntos principales y termina con una declaración amplia. El proceso de escritura puede tardar entre 3 y 6 días.

  • Revisar y editar

    El paso final es revisar y editar tu ensayo. La revisión consiste en reescribir, reorganizar y reestructurar oraciones o párrafos. Editar significa comprobar los aspectos mecánicos, como la gramática, la ortografía y la puntuación adecuadas. Revisa tu ensayo primero. Busca variar la elección de la palabra y la estructura de la oración. Insertar transiciones entre oraciones e ideas. Además, dado que se trata de un ensayo informativo, elimina cualquier caso en el que hayas insertado inadvertidamente tu opinión sobre el tema. En esta etapa, revisa también tu tesis. Reescribe tu tesis si algunas ideas en el ensayo han cambiado. Haz tu tesis lo más sólida posible. Mira los siguientes ejemplos de una tesis débil y fuerte: Débil: La investigación con células madre es un tema muy complicado. Fuerte: Aunque es un tema complicado, la historia de la investigación con células madre, el complejo proceso de la misma y los beneficios esperados, requieren una exploración profunda del tema.

Finalmente, edita tu ensayo para corregir cualquier error gramatical. Hacer que otra persona corrija tu ensayo siempre es una buena idea. Pasa uno o dos días revisando y editando. Una vez que tu ensayo esté libre de cualquier error mecánico, ¡has terminado!