Saltar al contenido

Tipos de Terrorismo

Terrorismo
Si hay una palabra que los futuros historiadores no podrán evitar cuando hablen de principios del siglo XXI, es terrorismo. El terrorismo es el uso de la violencia pública extrema para intimidar y causar terror, con el fin de lograr un objetivo político. Básicamente, los terroristas intentan crear un cambio político y social amenazando el bienestar de sus oponentes. En general, esta no es una amenaza claramente emitida como dos naciones que declaran la guerra, sino a través de actos no provocados. Vivir con miedo – ese es el mensaje básico del terrorismo. Pero, ¿de dónde vino esta ideología y cómo se convirtió en una parte tan grande de nuestro mundo? Para entenderlo, necesitamos mirar más atrás en la historia de lo que puedas sospechar.

Una breve historia de terrorismo
La gente hoy en día a menudo piensa en el terrorismo como una amenaza moderna, pero no hay nada moderno en ello. Durante la mayor parte de la historia de la humanidad, la gente ha estado utilizando manifestaciones extremas y públicas de violencia para asustar e intimidar a sus oponentes. Los judíos del primer siglo, llamados los zelotes (el origen de ese término), trataron de derrocar el dominio romano a través de la intimidación y el asesinato. El asesinato en días festivos era una forma popular de intimidación durante la era de las cruzadas, el método preferido de la secta que se conoció como los asesinos (el origen de ese término).

Sin embargo, la palabra «terrorismo», tal como la conocemos, se originó en Francia durante el régimen de la terreur, el Reino del Terror. De 1793 a 1794, la Revolución Francesa descendió a la locura, cuando los líderes revolucionarios comenzaron a acorralar y ejecutar públicamente a los disidentes por guillotina. El líder revolucionario Robespierre afirmó que el terror no es otra cosa que justicia, lo que justifica la ejecución ilegal de 40.000 personas.

Las tácticas del terrorismo moderno aparecieron un poco más tarde, en la Rusia de 1870. Aquellos que buscaban derrocar al zar decidieron debilitar su gobierno a través de acciones extremas y públicas de violencia, con la intención de hacer tres cosas:

Desestabilizar el gobierno
Divide a la población
Provocar a las autoridades para que reaccionen de manera exagerada por miedo
Estas tácticas se extendieron rápidamente fuera de Rusia, donde fueron adoptadas por anarquistas, revolucionarios y disidentes oprimidos por los imperios otomano y británico. Así, el terrorismo se convirtió por primera vez en un fenómeno global como forma de luchar contra el imperialismo desestabilizando los gobiernos coloniales, dividiendo la lealtad de la población y provocando una reacción exagerada por parte de las autoridades coloniales. Por supuesto, el concepto de terrorismo sólo creció a partir de ahí.

A principios del siglo XX, los grupos anarquistas comenzaron a utilizar tácticas terroristas para debilitar a los gobiernos. Los gobiernos fascistas aterrorizaron a sus propias poblaciones para mantener el orden. Después de la Segunda Guerra Mundial, el terrorismo se convirtió en parte de la continua lucha antiimperialista de África y Asia Occidental. Aquí es donde comenzó la historia del terrorismo, tal como mucha gente la imagina hoy. Los grupos radicales, a menudo financiados por Estados Unidos o por la URSS, comenzaron a utilizar tácticas cada vez más extremas para debilitar a los regímenes comunistas o capitalistas, respectivamente.

La Guerra Fría terminó finalmente entre Estados Unidos y la URSS, pero los terroristas radicales siguieron luchando, envalentonados por ideologías extremistas y años de apoyo financiero de las superpotencias mundiales. Esto introdujo una nueva forma de terrorismo en la que el suicidio se convirtió en una herramienta de terror, demostrando la determinación de las nuevas organizaciones terroristas y el alcance que tendrían.

Tipos de terrorismo
Al mirar a través de nuestra historia de terrorismo, tenemos que reconocer que este fenómeno no es tan fácil de definir como se podría pensar. El concepto y la práctica del terrorismo han cambiado en muchos momentos de la historia, pero en general, podemos organizar las acciones terroristas en dos tipos.

El primero es el terrorismo doméstico. El terrorismo doméstico es un acto de violencia extrema y pública por parte de un ciudadano de una nación contra sus propios conciudadanos. Tal vez estén tratando de demostrar que ya no se sienten miembros de esa nación: no están de acuerdo con la dirección que está tomando el país, o se oponen fuertemente al gobierno en el poder. En la historia de Estados Unidos, quizás el ejemplo más notable de terrorismo doméstico sea el atentado de Oklahoma City en 1995. El perpetrador Timothy McVeigh detonó una bomba en un edificio del gobierno federal, matando a 168 personas.

The other major category is international terrorism: terrorist activities against a foreign government or people. In world history, international terrorism was largely part of anti-imperialism or anti-colonial struggles, meant to scare imperial governments into abandoning an area or making it too costly to keep fighting. In American history, however, the most obvious example of international violence is 9/11. In September of 2001, members of an extremist sect of Islam flew two planes into the World Trade Center of New York, one plane into the Pentagon, and one plane into a field in Pennsylvania in a failed attempt. Their goal was to destabilize international capitalist markets and the Western world. International terrorism on this scale turned out to be very hard for the United States to deal with. We weren’t attacked by a foreign government, so retaliation proved to be extremely difficult.

Remember how one of the goals of terrorism is to prompt an overreaction? The American invasion of Iraq met that standard, making the U.S. look more like an imperial aggressor and providing a recruitment opportunity for anti-U.S. terrorist organizations. It’s an entirely new sort of warfare as international terrorism is taking a larger role in the way the world interacts.